21.2.08

Pero, ¿quién es Drácula? (17)

Geordie Johnson
Dracula: The Series (Joe Dea, 1990)

Drácula gozó de una serie de televisión a principios de los años 90 (lo cual se hace dolorosamente notorio en la estética general) dirigida al público infantil que apenas duró 21 episodios y, sin embargo, dejó un grato recuerdo en la mente de unos cuantos espectadores. Algo que bien puede explicarse sin apelar a la nostalgia, puesto que tomando contacto con ella por primera vez en la actualidad se observan valores nada despreciables. Cierto es que la producción rezuma camp por todos sus poros entre vampiros siseantes y muecas imposibles, y que sólo bajo una óptica pueril se pueden justificar los convenientes giros argumentales, pero también que infunde un contagioso joie de vivre desde el primer capítulo muy de agradecer en nuestra gris realidad. Quizás las peligrosas situaciones a las que son expuestos los cazavampiros se resuelvan invariablemente de manera ingenua, más su recurrencia favorece una lógica interna a la cual el espectador tarda poco en acostumbrarse.

El Conde es sometido a un proceso de revisión apartado de la imagen torturada a la cual nos han acostumbrado escritoras como Anne Rice, efectuando un refrescante lavado de cara que influye tanto en sus acciones como en su actitud. Drácula deja de ser un monstruo anacrónico de aspecto repulsivo para integrarse plenamente en la sociedad como un atractivo y moderno hombre de negocios (si bien podríamos aventurar que en la novela de Bram Stoker se apunta hacia esa dirección). Ha hecho las paces con Dios y la humanidad y se dedica a disfrutar de su singular condición. Al respecto, cabe destacar la credibilidad con la que Geordie Johnson logra transmitir ese regocijo. Cuando espeta la frase “Soy Drácula y me encanta”, uno tiene la certeza de que enuncia cada una de las palabras con total convicción. Sus frecuentes pullitas hacen esbozar sonrisas pese a lo extravagante de su papel, el cual suspende en un punto limítrofe con lo paródico sin llegar a cruzar la frontera.

Como curiosidad anoten que la bella Mia Kirshner realizó en esta serie una de sus primeras actuaciones relevantes. A edad temprana Mia ya apuntaba maneras (y también alguno de los tics que ha ido arrastrando a lo largo del resto de su carrera) pese al horripiliante vestuario con el que se engalana.

6 Comments:

Blogger Cecil B. Demente said...

Yo nunca he visto "L", pero esta actriz me dejó fascinado al ver la peli Exótica de Atom Egoyan.

(Nótese que aquí "fascinado" es un eufemismo de "palote")

10:06 a. m.  
Blogger DanielB said...

Una serie de Dracula dirigida al público infantil donde el protagonista es un atracivo y moderono hombre de negocios..
Dios mio que bizarrez,,, ¿Se enfrenta a monstruos de peluche o plastilinizados al estilo de los que salían en Buffy??

2:47 p. m.  
Anonymous El pornógrafo gafapasta said...

Dios mío, peor cuantos dráculas han habido. Cuántos te quedan?
Un saludo

1:05 a. m.  
Blogger superdiscochino said...

Ni idea. Voy comentando conforme veo o repaso, pero no me estoy ciñiendo a ninguna lista.

Por si a alguien le interesase, compré la serie completa en DVD Pacific por unos míseros 5 euros.

Saludos.

PD. Drácula sólo se enfrenta a otros chupasangres y al grupo de cazavampiros (unos niños y su tío). Todos entran en su castillo como Pedro por su casa.

2:26 p. m.  
Blogger smallawei said...

情人節|情趣商品,情色文學,嘟嘟,情色網,情趣商店,

G點,按摩棒,轉珠按摩棒,變頻跳蛋,跳蛋,無線跳蛋,

飛機杯,男用強精長軟質套,男用強精短軟質套,充氣娃娃,男性性感內褲,性感內褲,
自慰套,自慰套,情趣娃娃,自慰器,電動自慰器,充氣娃娃,
角色扮演,角色扮演服,

性感睡衣,情趣睡衣,性感內衣褲,性感內衣,內衣,性感內褲,C字褲,內褲,
性感貓裝,性感睡衣,貓裝,吊帶襪,情趣內褲,丁字褲,SM道具,SM,

震動環,潤滑液,情趣禮物,情趣玩具,威而柔,精油,逼真按摩棒,數位按摩棒,

情趣,情趣用品,巴黎,

7:32 a. m.  
Blogger aa said...

角色扮演|跳蛋|情趣跳蛋|煙火批發|煙火|情趣用品|SM|
按摩棒|電動按摩棒|飛機杯|自慰套|自慰套|情趣內衣|
live119|live119論壇|
潤滑液|內衣|性感內衣|自慰器|
充氣娃娃|AV|情趣|衣蝶|
G點|性感丁字褲|吊帶襪|丁字褲|無線跳蛋|性感睡衣|

5:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home