10.12.06

Sangre, amor y plumas

PANNA A NETVOR

Juraj Herz, 1978

El negocio familiar del padre de Julie atraviesa momentos aciagos. Tanto es así, que sus dos hermanas van a contraer matrimonio únicamente por interés financiero mientras que su apenado progenitor se ve obligado a vender sus escasas posesiones personales para salir del apuro. Entre ellas se encuentra un exquisito retrato de su difunta esposa, la cual guarda un parecido asombroso con Julie. De camino a la ciudad portando el preciado objeto el hombre sufre un accidente que le dejará hambriento y desorientado en medio de un tenebroso bosque. Por suerte encuentra una mansión en ruinas bajo la cual guarecerse... y alimentarse, pues a pesar de no apreciarse la presencia de terceros un cerdo se está asando al fuego y las copas se llenan mágicamente con bebida para saciar la sed del huesped. Al día siguiente el cuadro ha desaparecido y en su lugar se encuentra una montaña de joyas digna de un reino. El trato es más que satisfactorio, pero el hombre estropea el acuerdo tácito al pararse a cortar una rosa para su hija antes de partir. En ese momento el monstruoso anfitrión se revela furioso exigiendo la vida del infractor, mas ambos llegan a un nuevo acuerdo: podrá marcharse a condición de que entregue al ser una de sus hijas (que habrá de aceptar voluntariamente), o vuelva más tarde, tras despedirse de ellas, para ponerse a disposición de sus zarpas. Al regresar al pueblo, Julie no se lo piensa dos veces y salva la vida de su padre enfrentándose a lo desconocido. Sin embargo la extraña estancia en la mansión en ruinas junto a su invisible anfitrión le depara la sorpresa de un amor irrelizable. El temor al rechazo impide que el monstruo revele su verdadera apariencia a la joven que le ha robado el corazón, mientras que una voz interior le conmina a desatar su naturaleza animal y despedazar a la joven para beber sus fluidos.

La sinopsis anterior deja meridianamente clara la fuente de inspiración de esta película rodada en la antigua Checoslovaquia. Muchas versiones se han filmado del cuento de La Bella y la Bestia, pero pocas han captado con tanto acierto la vertiente siniestra presente en la historia como Panna a Netvor. Nos encontramos ante un filme que no renuncia a la magia, pero que apuesta decididamente por anclar el escenario en la realidad. Así pues, la vida en el pueblo es un asfixiante trajín de personas ensuciándose sobre el barro, sacrificando y despellejando animales para comer mientras subsisten de la mejor manera posible. El bosque es inhóspito y el peligro puede acechar tras cualquier sombra o recoveco. La propia bestia no parece una persona afectada por algún tipo de maldición, sino un repugnante engendro que no altera el orden de la naturaleza (incardinándose en él), lo cual confiere una terrible perspectiva a su condición. Aspectos estos potenciados por el uso del maquillaje, vestuario y efectos especiales, puestos al servicio de un planteamiento que busca la extrañeza a través de lo conocido, si bien existen elementos disruptores en forma de ensoñaciones románticas de Julie que, de algún modo, actúan como recordatorio de que lo que presenciamos no es más que una película.

Especialmente memorable es la caracterización de La Bestia, en este caso alejada de la tradicional representación felina, optando por una especie de ave repulsiva con notables resultados. La dualidad entre criatura depredadora y ser vulnerable poseedor de sentimientos se plasma adecuadamente no sólo gracias a los prostéticos, sino también por una lograda interpretación a caballo entre lo humano y lo animal.
Otro elemento de la cinta articulado entorno al conflicto es la reflexión sobre la relación amor = belleza, que en un principio se explora de manera adulta para más tarde transitar los caminos habituales (y con ello espero no estar estropeando el "suspense" del final del filme). Porque, en definitiva, Juraj Herz se interesa más por la creación de ambientes (aunque sea mediante la rectitud de lo observado a través de la lente) que por la moral de sus personajes. Opción legítima que, no obstante, da al traste con una maravillosa oportunidad de explorar la historia bajo un prisma prácticamente inédito. Queda una interesante revisión de un clásico desde una mirada que parte del costumbrismo para subvertir las preconcepciones visuales.
No es poco.

6 Comments:

Anonymous Jaume said...

Me alegra ver que cada vez actualiza con mas frecuencia. Para variar no he visto la pelicula, tiene buena pinta.
Saludos.

7:03 p. m.  
Anonymous Ville said...

Tu blog es genial, comentas muy buenas peliculas por eso te leo bastante seguido. Gracias por los subs de "Valerie a Tyden divu".

4:56 a. m.  
Blogger superdiscochino said...

Gracias a usted por pasarse por aquí, Ville.

Un saludo.

8:43 a. m.  
Blogger Iveldie said...

Otra que no conocía, también parece interesante, como todas las que comentas, el problema de este tipo de películas es que tienes que encontrar el momento oportuno para verlas, a ver si un día llega ese momento. Saludos!

12:34 p. m.  
Anonymous Evil Preacher said...

El poder evocador de los cuentos de hadas suele banalizarse y desaparecer en las versiones cinematográficas, cuando esto no sucede es una maravilla. No hay como pasarse por este blog para descubrir esas excepciones geniales; mil gracias. En el caso de la película que comentas hoy ya sólo la originalidad de la bestia-ave es un hallazago, estoy impaciente por verla.

7:17 p. m.  
Anonymous pequeñoIbán! said...

Yo tampoco la conocía así que me la apunto!

Gran sitio! Habrá que pasar por aquí más a menudo!

10:10 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home