23.11.06

Vampiros con recato

THE LAST SECT

Jonathan Dueck, 2006

Sydney es una periodista que junto a su extremadamente machista compañero descubre por casualidad una insospechada relación entre una página web dedicada a mostrar asesinatos rituales (ficticios.. o no) de carácter vampírico y una agencia de citas online. La investigación efectuada le llevará a conocer a la inquietante Ana, directora de la empresa. Al instante se establece entre ambas un vínculo inexplicable que ejerce su influjo con mayor intensidad fuera de las horas de vigilia. Pudiera tratarse de un antojo romántico, mas la realidad supera los límites de lo creíble. Ana no sólo es una exitosa mujer de negocios, sino que además lidera a una secta de vampiros en busca de un sirviente, de entrega voluntaria, que cuide de sus indefensos cuerpos durante el periodo de hibernación al que necesariamente han de someterse. Huelga decir que ha posado sus ojos sobre Sydney para que ocupe dicho cargo.
No obstante, Abraham Van Helsing hará todo lo que esté en sus manos para evitar tan funesto destino. Los días en los que Abraham presumía de héroe de acción han quedado atrás, así que se ve obligado a recurrir a los servicios del despiadado Karpov para propinar el estacazo ocasional. Todo sea por detener a tiempo los macabros propósitos de la secta de chupasangres.

Descrita en numerosas ocasiones como un festival de bostezos garantizado, The Last Sect no puede vanagloriarse de aportar grandes matices al mito vampírico pero tampoco han de subestimarse sus méritos (por muy relativos que estos sean). Quizás su cotización se incremente tras comparar a la cinta con competidoras poseedoras de parámetros similares. Lógico. Estamos demasiado acostumbrados a producciones de ínfimo presupuesto en las que los no-muertos tan sólo son una mera excusa argumental para hacer desfilar por delante de la cámara a un puñado de hembras desnudas. Lo cual no entraña en sí mismo mal alguno, pero reiteración y aborrecimiento acostumbran a ir unidos. Y cuando nos referimos a reiteración excesivamente siliconada el problema se agrava. Así pues, que este filme no deje ni un seno al descubierto constituye, quién lo diría, un soplo de aire fresco considerando las circunstancias. Lo que no deja de ser una peligrosa arma de doble filo, puesto que, descartada la seducción mediante los bajos instintos, queda captar la atención del espectador a través de aspectos puramente artísticos. ¿Triunfa o fracasa The Last Sect en la empresa? Al menos lo intenta, que ya es algo, si bien se trata de un intento tan autoconsciente y carente de sutilidad que no convence.

Entre continuas ralentizaciones, escenarios oníricos y un moroso desarrollo de acontecimientos se apela a la vacuidad esteticista propia de diversos videoclips o vídeos promocionales que apenas favorece la narrativa fílmica. De ahí el sopor que embarga a algunos espectadores, traicionados, y esto es pura especulación, por una carátula que promete sensaciones diferentes de las que la película ofrece. También es justo reconocer que tras el ejercicio de nadería cinematográfica (porque revestir de cierta trascendencia a un argumento tan chorra se las trae) se aprecian unos conocimientos del medio que otros directores no tienen.
Un desaprovechado David Carradine, (¿demasiado mayor o simplemente desencantado como para tan siquiera levantarse del sofá?), se encarga de proveer el toque de distinción preciso y Natalie Brown la belleza, aunque el reparto femenino en general está bien surtido de esa cualidad.
El problema principal de The Last Sect es no saber aprovechar algunas de las ideas que lanza al aire, quedando como apuntes hilvanados con una trama muy pobre sobre la que se debería haber reflexionado en mayor profundidad (¿por qué molestarse en organizar una agencia de citas?, ¿a qué viene exponerse con tanta alegría en internet?).
En definitiva, un título apto para fanáticos del cine de vampiros que el resto de mortales puede obviar de su dieta fílmica sin remordimientos ulteriores.

2 Comments:

Blogger Carlos said...

Seducción y Sexualidad Seducción (Partes I y II), Amor a primera vista, Infidelidad, Seducción Femenina, 43 consejos de las mujeres para los hombres, El juego de la seducción, Lista de correo de El Arte de la Seducción en

http://www.personal.able.es/cm.perez/

descarga el libro SEDUCTIVA MENTE en

http://perso.wanadoo.es/ddragon/seductivamente.zip

4:20 p. m.  
Anonymous Evil Preacher said...

¿De modo que ni una teta? No aplican el consejo de Corman. Recuerdo una película de éste "Dibujos malvados", con David Carradine precisamente, en la que retuerce el guión para que cada actriz las muestre al menos una vez y esa búsqueda era lo más creativo de la película.

6:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home