25.6.06

Same old Story

TOMIE: BEGINNING

Ataru Oikawa, 2005

Para los no familiarizados con la creación de Junji Ito, valgan las siguientes líneas a modo de introducción: Tomie es una eterna adolescente cuyo poder de fascinación lleva invariablemente a la perdición a todos aquellos que se encuentran a su alrededor. Y es que la joven esconde un oscuro secreto bajo su apariencia de muchacha de sonrisa encantadora y mohines irresistibles. No es un ser humano. Es un monstruo. Un monstruo inmortal cuyo destino es ser asesinado una y otra vez por sus amantes para después resurgir de su lecho de muerte en un ciclo de crueldad interminable.

Dicen que a la tercera va la vencida, pero la suerte fílmica de Tomie ha hecho oídos sordos al célebre aforismo y en su sexta entrega no se desvía de los parámetros marcados por sus antecesoras. Es decir, desaprovecha el potencial del concepto primigenio ofreciendo un producto que entretendrá a espectadores con el baremo de exigencia situado en mínimos y, sin embargo, su carencia de alma termina por malograr la percepción global del mismo.

Haciendo un somero repaso por lo que ha dado de sí hasta ahora el personaje en la gran pantalla (y sucedáneos) nos encontramos con:

- Tomie (Ataru Oikawa, 1999). Primera incursión cinematográfica de Tomie con momentos no exentos de interés lastrados por un ritmo narrativo plúmbeo.
- Tomie : Anaza Feisu (Toshirô Inomata, 1999). Producción televisiva de estructura episódica protagonizada por una seductora Runa Nagai.
- Tomie : Replay (Tomijiro Mitsuishi, 2000). Basada en una de las historias más inquietantes del manga original. A falta de un revisionado, me atrevería a decir que es uno de los puntos álgidos de la serie.
- Tomie : Re-birth (Takashi Shimizu, 2001). Malsana adaptación orquestada por el responsable de la sobreexplotada saga de horror espectral Ju-On.
- Tomie : Saishuu-shô - Kindan no Kajitsu (Shun Ankara, 2002). Sin llegar a extremos memorables, una entretenida película de terror oriental prescrita cuando comiencen a aparecer síntomas de abstinencia en ausencia de remedios más efectivos.
- Tomie : Beginning (Ataru Oikawa, 2005). Oikawa vuelve a ponerse tras las cámaras tanto en este filme como en el siguiente con el fin de reencauzar la franquicia.
- Tomie : Revenge (Ataru Oikawa, 2005). Pendiente de visionado en espera de la aparición de subtítulos. Visto lo visto, mi paciencia no corre peligro alguno de agotarse.

Tomie: Beginning recicla elementos de sus predecesoras sin aportar nada nuevo. Si acaso, dulcifica el discurso y lo convierte en más digerible en un probable intento de ganarse el favor de un público acorde con la edad de los personajes de la historia.
Pero las rebajas no terminan ahí, puesto que el abandono del celuloide por el económico vídeo digital pone en evidencia de forma sangrante las carencias de la labor de Oikawa a la realización. El mayor pecado que puede cometer el cine fantástico es caer en el terreno de lo anodino, de lo rutinario, porque atenta contra sus principios básicos, y es precisamente en este punto clave donde el director pifia. La atmósfera asociada a los ejemplos notables del género brilla por su ausencia, e incluso la fotografía es intercambiable con cualquier cinta dramática al uso.
Por otra parte, las características sobrenaturales que hacen única a la creación de Ito hacen acto de presencia en contadas ocasiones con resultados risibles (véase la oreja velocista). Únicamente una escena tardía, la cual no describiré por si alguno de ustedes aún está interesado, consigue enarcar cejas gracias a otra nueva muestra de desconcertante comportamiento nipón que los occidentales encontramos fascinante e incomprensible a la par.


Aconsejo invertir tiempo en la lectura del manga, recientemente editado en España por La Cúpula, antes que en esta descafeinada película.

5 Comments:

Anonymous Gibarian said...

Curioso; había leído que a partir de la tercera película la saga mejoraba, ahora voy a pasar de darle cualquier oportunidad que bastantes cosas buenas hay para ver (Ultraviolet!!!) como para perder el tiempo en estos anodinos terrores nipones.

Creo que el segundo tomo de "Tomie" caía en este mes de Julio a finales.

Saludos.

11:31 p. m.  
Anonymous Jaume said...

Te hare caso y picare antes con el tomo. Si me entusiasma probare con alguna de las pelis que citas, o mejor dicho, me grabaras algunas de esas pelis...
Saludos

8:31 p. m.  
Blogger mekasidnipuatier said...

La compra de Tomie la tengo aplazada demasiado tiempo. A ver si un dia le echo ganas y me lo pillo. Lo que me paso es que Uzumaki llego a un punto alucinante de tensión y demencia para luego aburrirme un poco hasta llegar a un final algo decepcionante a mi manera de entender las cosas.

9:03 p. m.  
Anonymous Gibarian said...

MEKA prueba con la adaptación cinematográfica de "Uzumaki". Yo no leí el manga (espero que no sea muy difícil conseguirlo a estas alturas) pero la peli es cojonuda si no tienes demasiados complejos (algunas escenas desbordan delirio en abundancia).

Saludos.

9:12 p. m.  
Blogger superdiscochino said...

Pues a mí el final de Uzumaki me gustó bastante. Además agradecí el cambio de tercio de la última parte.

Tomie me parece un tebeo inferior, pero no exento de gracia. No faltará quien incluso lo prefiera a Uzumaki.

Las películas de Tomie... únicamente para fans acérrimos del terror nipón y/o para rellenar huecos de sesiones nocturnas en las que el nivel de exigencia esté bajo.
Quitando a Higuchinsky, nadie sabe sacarle partido al material de Junji Ito.

10:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home