21.6.06

Hombres-bestia en la selva (y filipinos entre los matorrales)

THE TWILIGHT PEOPLE

Eddie Romero, 1973


El Doctor Gordon demuestra tener un escaso sentido de la originalidad al idear un escenario mitad La Isla del Dr. Moreau, mitad El Juego más Peligroso en su ultrasecreta guarida selvática. Su mayor afán es perfeccionar una raza de hombres-bestia desde el anonimato por motivos ignotos más allá de la obvia diversión obtenida al abrir cráneos para extraer cerebros y actividades similares. Sin embargo, sus planes comenzarán a torcerse desde el mismo momento en que captura al aventurero Matt Farell, pues su velluda caja torácica y su blanquísima dentadura harán que tanto su hija y ayudante, Neva Gordon, como el homosexual reprimido de su lugarteniente se cuelen hasta los huesos por él. Lógicamente, la situación se volverá insostenible y, tras unos cuantos achuchones y una pelea de patio de colegio entre los dos pretendientes al héroe, se lleva a cabo la predecible fuga. Pero Matt y Neva no se escapan solos, ya que dejar encerrados en sus jaulas a Ayesa, la Mujer Pantera, Kuzma, el Hombre Antílope, Lupa, la Mujer Lobo, Primo, el Hombre Simio, y Darmo, el Hombre Murciélago sería una crueldad extrema.
El pic-nic en medio de la naturaleza que prosigue se salda con un número indeterminado de filipinos muertos y alguna que otra parada absurda para hacer la siesta.

The Twilight People es una producción filipino-estadounidense especialmente marcada por las pautas del cine del primer país. Así nos encontramos con unos efectos especiales muy elementales (suspensión mediante cuerdas y, hacia el final, dibujos animados superpuestos) y una trama ridícula que además es ejecutada de manera incompetente. No obstante, es necesario reconocer las pinceladas de originalidad presentes en el guión, como la pintoresca homosexualidad de Steinman, si bien se exploran de forma superficial.
Igual da. Lo aconsejable es disfrutar con el espectáculo ofrecido por cinco personas maquilladas a brochazos pegando saltitos, retorciéndose, arrastrándose y, en definitiva, haciendo el idiota entre matorrales. Cada uno de los hombres-bestia tiene su característica particular que los convierte en únicos. Ayesa se lame sensualmente para acicalarse, Kuzma te muestra la espalda con el fin de propinarte una coz, a Darmo le da por volar cuando no tiembla incontrolablemente como afectado por el síndrome de abstinencia, Primo está siempre excitado, y LupaLupa no exhibe ninguna habilidad reseñable pero al menos posee un escote bastante lustroso.

Un detalle realmente divertido de la película es ver a Neva autoasumiendo su papel de líder de las criaturas, dictando órdenes continuamente y recibiendo una obediencia casi nula a cambio. Ahora que se podrá decir de todo sobre la chica menos tacharla de rencorosa, puesto que no parece importarle demasiado que Primo intentase forzarla violentamente y apenas se lo tiene en cuenta. Con eso supera en méritos al supuesto héroe del tinglado; desaparecido durante la segunda mitad de la cinta hasta los minutos finales, en los que pega un par de tiros y chupa cámara descaradamente.
En cualquier caso, el centro de atención se lo adjudica una Pam Grier como Mujer Pantera que posiblemente no haya interpretado un papel más patético en su vida (y mira que se ha visto envuelta en incómodos bretes), pero cuya presencia física y lúbrica figura bastan por sí mismas, en ausencia de desnudos, para subir la temperatura corporal del espectador varios grados. Lujo negro.

3 Comments:

Anonymous EFE said...

Diosssanto, ¿para cuándo un post sobre "Cómo elijo las películas que reseño"?

Porque, macho, esto en los tiempos del vídeoclub, todavía, pero es que ahora, para buscar estas cosas... ¿Sigues la pista del imdb según estrictos criterios de cutrez?

8:19 p. m.  
Blogger superdiscochino said...

La imdb es muy útil para descubrir títulos a base de explorar nombres, pero muchas de las películas que comento las conozco porque son mencionadas en alguna de las cientos de páginas y foros sobre cine z que pululan por ahí.

No hay ningún misterio.
Aunque, eso sí, ayuda mucho disponer de TODO el tiempo libre del mundo. Si tan sólo tuviese algo productivo que hacer con él...

8:47 p. m.  
Blogger gabriel francisco said...

Pues si, de todas formas suena entretenido.

11:42 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home