7.6.06

Cadáveres en la playa, enanos en el inodoro

QUELLA VILLA IN FONDO AL PARCO

Giuliano Carnimeo, 1988


Este filme, conocido internacionalmente como Ratman, constituye la midgetploitation capaz de poner en jaque al subgénero entero. Corran a buscar competidores, corran. A buen seguro algún título encontrarán, pero difícilmente pueda hacerle sombra a esta delirante infraproducción altamente nociva al sentido de la vista.
Por supuesto, gran parte, si no la totalidad, del impacto causado por su visionado es atribuible a Nelson de la Rosa, proclamado “actor más pequeño del mundo”. Sus escasos 72 centímetros de estatura dan fe de ello, aunque es complicado valorar sus dotes interpretativas (de existir) a tenor del patético papel reservado a Nelson en la obra. Observar al actor frente a sus compañeros de estatura normal unido a la grotesca caracterización del personaje resulta un espectáculo inolvidable. Tanto como ver al hombrecillo retorcerse bajo los compases del “Mahow Mahow”. Dicho sea de paso, de la Rosa baila infinitamente mejor de lo que servidor conseguirá en la vida. Claro que aplicar el término “bailar” en mi caso es ser irracionalmente generoso. Casi con total certeza ustedes habrán visto postes telegráficos lucir mayor movilidad.

Por lo demás, Quella Villa in fondo al Parco repite un esquema mil y una veces empleado en docenas de slashers añadiendo un refrescante plus de imbecilidad. Si planteada una situación creen que los personajes reaccionarán de una forma determinada, seguramente terminen haciendo lo contrario. Ejemplo: Durante una sesión fotográfica en la playa un par de modelos y el cámara descubren un cadáver brutalmente mutilado. ¿Avisan a la policía? No. ¿Se privan de asistir a una fiesta esa misma noche? No. ¿Eligen un lugar aún más apartado y potencialmente peligroso para la siguiente sesión? Pueden apostar a que sí.

Bien curiosa es la forma de trabajar de las modelos. Esas posturas (pretendidamente eróticas) tan exageradas, ese no estar quietas ni una fracción de segundo y las miraditas al objetivo combinadas con una atroz banda sonora, dan lugar a auténticos videoclips dentro de la película. Claro que la escena estrella del filme es la ducha de una de ellas entre gemidos orgásmicos (¿?) que el “Hombre Rata” contemplará cual voyeur, aparcando muy oportunamente sus hasta ahora irrefrenables ansias de asesinar. Intuyo que se trata única y exclusivamente de una muestra de consideración hacia el espectador. Se agradece, pues.

También cabe felicitar a los escritores del filme por su acierto a la hora de introducir el trasfondo de la trama. En apenas cinco minutos se nos explica que el terrible ser enjaulado es un híbrido de rata y mono con dientes y uñas dotadas de un veneno mortal, creado expresamente por un científico con el fin de lograr el primer premio en un certamen internacional de genética.
Sin duda alguna sería un merecido reconocimiento. Sólo Dios sabe lo necesario que es para el equilibrio natural una criatura agraciada con semejantes características. En cualquier caso, el científico se quedará sin su justa recompensa pues el diminuto humanoide no tarda en escaparse de su cautiverio. Una vez libre mata e ingiere a los incautos apareciendo siempre en los lugares más insospechados, ya sea emergiendo del interior de un inodoro o saltando al exterior al abrirse la puerta del frigorífico.
No quiero ni pensar cómo se las apañarán tras ver la película aquellas almas impresionables que han adquirido el ritual de mirar debajo de la cama por si acaso hay gremlins.

9 Comments:

Anonymous El Vaugan said...

Joder, tengo que ver todas estas mierdas...

7:19 p. m.  
Anonymous Gibarian said...

Joder!! ¡Qué cosa más asquerosa! Esa imagen que has colgado del tal Rat-Man es 100% perturbadora. Ya sé lo que alimentará mis pesadillas a partir de ahora.

En cuanto a subtítulos en idioma cervantino, ni hablamos, ¿no?

Saludos.

12:00 p. m.  
Blogger superdiscochino said...

No, no hablamos.
De hecho, mi copia venía subtitulada en japonés.

¿Nadie ha visto el vídeo del "Mahow Mahow"?

Saludos.

12:08 p. m.  
Blogger kuroi yume said...

Le voy a poner un monumento...
Saludos,
Yume

2:39 p. m.  
Blogger Crazy J! said...

Y yo que creía que con "For Your Weight Only" se había llegado a la cumbre de la enanoexplotación. Qué equivocado estaba...

3:44 p. m.  
Blogger Eki said...

BRAVO!!!

4:47 p. m.  
Blogger Hijo Tonto said...

Esto es lo único que compite, e incluso es posible que gane, ante los enanos enmascarados con superpoderes.

Por cierto:

http://www.youtube.com/watch?v=LPlFKap-tqo&search=ILLYA%20KURYAKI%20CULO

Vaya, si quiere, directamente al minuto uno con 17 segundos. ESO le da el triufo a Nelson. Nelson, el titanaco. O titanito.

un saludo.

6:27 p. m.  
Blogger Hijo Tonto said...

Esto es lo único que compite, e incluso es posible que gane, ante los enanos enmascarados con superpoderes.

Por cierto:

http://www.youtube.com/watch?v=LPlFKap-tqo&search=ILLYA%20KURYAKI%20CULO

Vaya, si quiere, directamente al minuto uno con 17 segundos. ESO le da el triufo a Nelson. Nelson, el titanaco. O titanito.

un saludo.

6:27 p. m.  
Blogger superdiscochino said...

WOW.

Aunque los enanos emascarados tienen un encanto especial, sí.

5:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home