4.5.06

Masters of Horror: Imprint

Hacer justicia al petulante título asociado a la serie, “Maestros del Terror”, era de por sí una tarea sumamente complicada. La experiencia nos ha enseñado en numerosas ocasiones que este tipo de proyectos acostumbra a defraudar expectativas en vez de sobrepasarlas, y aún así, revisando el currículum de los nombres implicados, se entendía el albergar esperanzas.
Como era previsible, Argento, Hooper, Landis y el resto de sus compañeros entregan obras que, si bien cumplen la función de entretener al espectador gracias en parte a su ajustado metraje, reúnen escasos méritos para asegurarse un lugar en la memoria a largo plazo.
De entre lo más destacable, siempre dentro de los parámetros de la corrección artesanal, figura Cigarette Burns de Carpenter, a pesar de tomar prestada cierta imaginería visual a Ringu, y Sick Girl de Lucky (May) McKee, con su sentido del humor tan casposo como disfrutable.

Y llegamos al que iba a constituir el episodio número trece: Imprint de Miike Takashi.
Digo “iba” porque, finalmente y en contra de la voluntad de los enfurecidos suscriptores de Showtime Extreme, la cadena decidió no retransmitirlo debido a su perturbador contenido. Teniendo presente que Jennifer (adaptación de un cómic de Jones y Wrightson) fue emitida tras ser pasada por la tijera, cabía preguntarse qué nos depararía una historia que ni siquiera podía ser digerible para el espectador del espacio aún haciendo uso de la socorrida censura o, como le llaman algunos, “edición de materiales”.
Mediante el canal Bravo (no me negarán que es curioso) tenemos la respuesta… y una nueva decepción.

Imprint es una película bastante desagradable, sí, pero ahí no radica su principal tara. Mejor búsquenla en un guión cuyo esquema, mil y una veces visto, suena a chiste que a base de continuas repeticiones no sólo ha perdido la gracia, sino que incluso irrita. Lamento no ser más explícito, pero me perdonarán si oculto las claves de un argumento basado en giros sorpresa, por pueriles que estos sean. No obstante, les avanzo que si la tortura con agujas, las deformidades físicas, el incesto, la pedofilia y el aborto son su tacita de té, es posible que extraigan algún placer de su visionado. Claro que a los asiduos al cine de Miike todo esto le sonará a conocido. Un vocablo que jamás quisiéramos ver asociado al nombre del director.
¿Se estará haciendo mayor nuestro terrorista nipón predilecto?

8 Comments:

Blogger Crazy J! said...

Estoy con usted. Tenía grandes esperanzas en Master of Horror, pero han sido una ración de quiero y no puedo de lo más decepcionante. El de Miike dudo que lo vea. Por cierto, ¿No había rumores de una nueva temporada pero esta vez dedicada a la ciencia ficción?

¡Saludos!

3:04 p. m.  
Blogger superdiscochino said...

Hay confirmada una segunda temporada en la que repiten muchos de los nombres de la primera. Que yo sepa la temática es la misma, aunque ahora que lo dice creo que he leído algo al respecto.

Un saludo.

3:12 p. m.  
Anonymous El Señor Snoid said...

Lo de Masters of Sci-Fi tambien me suena, creo que se hablo de ello al darse a conocer este proyecto de Masters of Horror.

Yo tambien tenia esperanzas con el episodio de Miike, pero vamos con este comentario ya me tomare con mas calma el verlo.

4:13 p. m.  
Blogger Hijo Tonto said...

yo creo que estan bastante bien, la serie, digo. ahora, pues va a ser que miike está(ba) sobrevaloradísimo.

ah, hola.

11:22 p. m.  
Blogger superdiscochino said...

Yo al japonés le defiendo siempre con el mismo argumento (que igual se me ha quedado rancio): Miike es un destajista.

Como tal, no se le puede exigir el mismo nivel de calidad en cada obra que a un director que hace una película cada dos o tres años. Y aún así nos ha dado algún título estimable.

Lo que está o no sobrevalorado es una cuestión de perspectiva(s). Como todo.

Un saludo.

12:24 p. m.  
Blogger Hijo Tonto said...

"no se le puede exigir el mismo nivel de calidad en cada obra que a un director que hace una película cada dos o tres años"

Pero si se puede generar un juicio en función de su (vasta) obra sin hacer, necesariamente, análogias que tienen que ver con manufacturación.

Para mi eso de hace muchas pelis por año suena a, en literatura, "ha trabajado en los más diversos oficios". A nada. Bah.

8:38 p. m.  
Anonymous Gibarian said...

Vaya, pues yo aún la tengo para ver y.. no sé, no sé... Miike es capaz de lo mejor y de lo peor. Sólo espero no encontrarme con otro "Izo".

Mi primer comment en HijodelCeluloide!!!

5:07 p. m.  
Blogger superdiscochino said...

Pues espero que no sea el último.
Como no tengo contador de visitas, la única indicación que tengo de si alguien se pasa por aquí son los comentarios.

Un saludo.

7:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home