23.4.06

Salome


SALOME

Clive Barker, 1973

Anne Taylor
Clive Barker
Doug Bradley
Graham Bickley

3/5


Independientemente de su verosimilitud, debate que escapa a la intenciones de esta página, La Biblia es una fuente inagotable de historias ricas en elementos tales como el sexo y la violencia, de probado interés para el género humano. Al menos eso debió de pensar Oscar Wilde cuando escogió uno de sus pasajes como tema central de una obra que acabaría siendo más conocida que el material original en que se basa.

Salome (1894) ponía en escena la historia de la decapitación de Juan el Bautista por Herodes Antipas, tetrarca de Judea, a instigación de su hijastra. El texto causó un revuelo considerable en la época por su carga erótica, acentuada por las sensuales ilustraciones de Aubrey Beardsley. No fue impedimento para que se convirtiese en el punto de referencia de futuras adaptaciones de la historia a distintos medios, incluyendo música, cómic... y cine.

En los años 70 un joven Clive Barker bullía en ideas sin saber muy bien qué camino las conduciría a buen puerto. Quizás todos fuesen válidos. El caso es que aún quedaban lejos sus dos mayores logros tanto en literatura (Libros Sangrientos, 1984) como en cine (Hellraiser, 1987), pero cierta voluntad transgresora y un espíritu autodidacta (no es casualidad que cite a Andy Warhol y Kenneth Anger como dos de sus principales influencias) le llevaron a embarcarse en una serie de proyectos que le sirvieron de aprendizaje, aunque fuese a costa de cometer numerosos errores. Uno de ellos (proyectos, no equivocaciones) fue la adaptación de Salome, modesta producción en forma de corto realizada en conjunción de sus compañeros de universidad que recientemente ha sido limpiada de polvo y paja y puesta a disposición de los siempre hambrientos cinéfilos del mundo entero.

La carencia de medios de Salome se nota especialmente en la puesta en escena, extremadamente simple, si bien es justo reconocer que los tres o cuatro elementos utilizados para su realización se emplean con sabiduría. Baste decir que la práctica integridad del metraje se rodó en el sótano de una floristería, lo cual, por otra parte, proporciona a la cinta una atmósfera tenebrosa con la que proyectos de mayor envergadura sólo pueden soñar.
Y es que desde el mismo comienzo el espectador es participe de un estado de ánimo turbio, difícil de definir. Algo parecido a la sensación producida al mirar a través de un agujero oscuro y profundo, cuyo fondo es imposible vislumbrar.

El mencionado minimalismo escénico obtiene correspondencia en la narrativa, fraccionada e ininteligible para quien desconozca la historia original, lo cual la hermana con la visión de Pier Paolo Pasolini de los hechos pseudo-históricos (Il Vangelo secondo Matteo, 1964). Claro que la película del italiano escapa a las pretensiones arty que hacen tambalearse sobre el abismo a la de Barker.
En ocasiones las secuencias que integran Salome se acercan peligrosamente al terreno de la (altamente detestable) video-danza, y sólo la fuerza de determinadas imágenes consigue salvar a la cinta del tedio más absoluto.

Si el corto posee interés o no más allá de para la nutrida legión de fans del escritor británico es algo a lo que me resulta complicado responder, al encontrarme dentro de dicho grupo. En cualquier caso, su visionado en condiciones óptimas (soy partidario de buscar ambientes adecuados antes de enfrentarme a ciertas obras artísticas) a buen seguro será una experiencia que no dejará a nadie indiferente. Aconsejable, por lo tanto.

Como curiosidad merece la pena señalar que entre su reparto se halla la presencia de Doug Bradley, famoso por dar vida al simpático y enternecedor cenobita llamado Pinhead.

3 Comments:

Blogger Borja said...

Anda, pero qué sorpresón! Se suponía que esto estaba inencontrable! Coincido en que a veces hay que buscar un buen ambiente para sumergirse en una peli, o potenciarla

9:23 a. m.  
Blogger kuroi yume said...

Durante una época lo busqué (junto con los cortos iniciáticos de Lynch) y me fue imposible encontrarlo. Gracias por el aviso, pasa a la lista.

Lo que sí que he encontrado es "RawHead Rex" basada en uno de los cuentos de los Libros Sanguientos. Aún no he podido verla, pero pronto habrá reseña en mi blog.

Saludos,
Yume.

10:52 a. m.  
Blogger superdiscochino said...

Pues avise cuando esté lista, que yo tampoco la he visto.

Un saludo.

12:23 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home